Como no solo de cumbias vive el folixero, el pasado mes de Septiembre pudimos descubrir a una banda de rock a la que hacía tiempo seguíamos la pista, Strenos Rock Band, un grupo zaragozano, que nada tiene que ver con las orquestas que  solemos ver  por el norte de nuestra geografía, aunque sería muy interesante que este tipo de formaciones empezasen a ser habituales en nuestras fiestas.

Esta temporada, Strenos recorre España llevando el rock and roll por casi todas las provincias españolas, con su gira ” La Vuelta a España en 80 Conciertos”, los chicos de Strenos ofrecen cada noche un espectáculo lleno de energía, buena música y mucha calidad. Nosotros tuvimos la oportunidad de disfrutarlo en su única fecha en Asturias en las fiestas de San Cipriano en Panes.

Sobre el escenario los chicos de Strenos derrochan fuerza, trasmitiendo una energía que acaba atrapando al público que poco a poco se va entregando y vibrando al ritmo de temas de grandes grupos nacionales e internacionales , como Extremo Duro, guns ‘n rouses, AC/DC, Led Zeppelin, Mago de Oz, Platero y tu, Barricada, Rosendo…o alguna imprasionante versión de clásicos del pop español como ” Hijo de la Luna” de Mecano.

Sobre el escenario de este grupo llama la atención una original batería trasparente que además gira haciendo posible observar al detalle la impresionante destreza y profesionalidad de la única mujer del grupo. Ella misma es ya un espectáculo propio dentro del espectáculo general.

Fuera del escenario Strenos no deja de sorprender, y,  como dice la mítica canción de Miguel Rios, estos chicos también viven en la carretera, y pudimos comprobar que no viven nada mal , una completísima motorhome, un impresionante tour bus,   equipado con todo tipo de comodidades y detalles, sirve de casa a los componentes de la banda durante la gira. Nosotros pudimos disfrutar del acogedor ambiente de esta casa rodante y sus hospitalarios  usuarios compartiendo mesa y cena.

La noche no fue precisamente fácil, como también canta Miguel Rios ” si logramos conectar, lo demás se puede olvidar”, pero, incluso con algún que otro problemilla técnico, los chicos de Strenos derrocharon potencial y buen hacer al máximo. Nos quedamos con ganas de más.

Anuncios