Ayer nos llegaba el programa del Antroxu de Avilés para este 2018, inmediatamente algo nos llamaba tristemente la atención, el Ayuntamiento de una de las tres ciudades principales de Asturias, con uno de los carnavales más reconocidos de la provincia, el Ayuntamiento de una villa que presume de Antroxu, así, en llingua y con mayúsculas… ese mismo Ayuntamiento presenta un programa cargado de actos, actividades y música en el que solamente encontramos dos formaciones asturianas, Tekila y Costa Norte, serán los  únicos grupos de la tierra este carnaval en Avilés. La terremoto de Alcorcón, la orquesta portuguesa Funcao Públika o el Arrebato completan el cartel musical de Antroxu.

 

Llevamos ya unas cuantas temporadas de fiesta en fiesta, desde las folixias  más populares y tradicionales de pequeños barrios  o parroquias, hasta las más emblemáticas y conocidas  fiestas de ciudades y pueblos, y, cada vez es más habitual encontrar en la programación de estas celebraciones, formaciones de fuera de nuestra comunidad, hasta el extremos de contar una sola orquesta asturiana entre las 4 o 5 contratadas, o , incluso, ninguna.

No tenemos un criterio profesional a la hora de valorar una orquesta, tampoco somos unos expertos en calidad musical, profesionalidad, etc, pero si que hemos cogido una enorme experiencia durante unas cuantas temporadas en la verbena, y podemos asegurar que en Asturias tenemos grandes formaciones y profesionales de calidad, sin nada que envidiar a muchas de las orquestas que nos traen de fuera. Con esto no queremos echar por tierra el trabajo de nadie, entendemos que en la variedad está el gusto, que hay que abrir el abanico de posibilidades, que hay espectáculo y orquestas que merece la pena conocer y que están fuera de Asturias…pero, ante igual o menor calidad, la prioridad debería ser lo de casa, ante un cartel con 5 orquestas, la minoría debería ser las de fuera… porque , insistimos, en Asturias hay mucho y bueno, no hace falta buscar fuera y no siempre lo de fuera significa mayor calidad, os aseguramos, que ni mucho menos.

Las fiestas de prao asturianas  son parte activa de nuestra cultura popular y , al rededor de ellas han nacido y se han formado grandes músicos. Nuestra región cuenta además, con una importante cantera de músicos formados aquí, no tiene mucho sentido, entonces, que los mismos ayuntamientos que financian y apoyan centros de formación musical, banda de música municipales, programas educativos, etc, no continúen ese apoyo contratando orquestas de la región, proporcionando difusión, trabajo y continuación a esas formaciones, sería una buena manera de completar el círculo, además de influir de manera activa en la economía de la región.

Tenemos calidad, tenemos medios, tenemos, variedad, tenemos profesionales, tenemos  folixia asgalla y ganas de fiesta para rato, entonces… ¿no es para plantearse muchas cosas?. Hay lo dejamos (por ahora).