Ya que en nuestra cultura es habitual asociar ocio, diversión y reunión con comida, y  además es un hábito que nos resulta especialmente agradable, la idea de nuestros vecinos gallegos de  organizar una cena como excusa para reunir a varios video reporteros, fotógrafos e informantes de mundo de la verbena y la orquesta, nos pareció  de lo mejor. Así  que el pasado sábado nos fuimos hasta Villalba, al que ya ha quedado bautizado oficiosamente, como “El I Encuentro Nacional de Videoreporteros Verbeneros”.

La mayoría de los habituales de la verbena ya conocen la figura del video reportero, personas que, cámara en mano, noche tras noche, graban y fotografían el trabajo de las orquestas, una afición, que lleva detrás mucho tiempo, mucho trabajo y muchísima ilusión. Hoy, desde aquí, nos vamos a tomar la libertad de ponernos el foco a nosotros mismos para dar un poquito de luz a nuestro trabajo, queremos explicaros cómo vivimos nosotros la fiesta.

Siempre hemos dicho que el mundo de la verbena engancha, y mucho, y es ese enganche el que poco a poco te hace pasar de ir a la fiesta a bailar con la orquesta, casi, casi, sin saber quien o que tocan, a un día grabar aquel tema de moda del verano, o a sacarle la foto a aquel escenario tan original, o a repetir orquesta más de una, dos o 40 veces un verano y de ahí a ver a  esa orquesta y otras dos, esa y tres más, y esa y 50 más en un verano. Poco a poco pasas de hacer fotos con el móvil a comprarte una cámara un poquito más curiosa, a la que luego añades un flash, porque claro, las verbenas son de noche, y si la cámara es de video, compraremos un trípode, porque, claro, te has dado cuenta, de que ya grabas algo más que el tema de moda del verano y el hombro resiste lo justito. Un día cuelgas un par de fotos en facebook, y un par de videos en youtube, y otro día otro par, y otro día cuatro más y otro día…y otro…,  hasta que tus amigos poco o nada orquesteros de facebook empiezan a mirarte mal, entonces decides crear un canal de you tube o un perfil de facebook en el que puedas dar rienda suelta a tu obsesión verbenera, y ya que es sólo para  esto pues me recreo y añado comentarios a los videos, y noticias a pie de foto, y agendas y fechas de grupos y orquestas, y cuatro preguntinas y dos respuestas que le hice al músico de turno, y ya que le pillé el gusto a esto de las preguntas, voy hacer una sección de entrevistas, y otra sección de novedades…y un blog, y una página web…y cómo tengo tanto que decir pués me hago un video en directo, y como me sabe a poco, púes una radio en directo, y como me quedo corto, pués un programa de 10 horas… y  así, poco a poco, pasas de las fiestas de tu pueblo a las de un pueblo de Murcia, de 4 fiestas al año  a 140 fechas y miles de kilómetros, de una diversión a una afición, de un pasatiempo a casi, casi un modo de vida, organizas viajes, salidas, compaginas fechas, agenda, trabajo…sales de casa a la hora en que solías volver y te acuestas a la hora de desayunar, y te sorprendes a ti mismo muerto de frío o cansancio aguantando un poquito más para grabar un nuevo tema, o ver un ratito a esa orquesta de la que ta han hablado tan bien, y dices cosas como “uff, a ver si no acaban muy tarde, que mañana madrugo”, o hablas con los músicos de la orquesta y  dices cosas como ” venga chicos, que hoy hacemos pase tempranito y prontito pa casa” tempranito??, hacemos??, me quiero ir???, cuándo me he pasado ” al otro lado”?. Lo dicho, esto engancha, y para nosotros este mundo, ya es un poco, o un mucho, el nuestro.

El valor de todo este trabajo pasa más de una vez desapercibido, a pesar de que los resultados generan cifras a nivel de visitas a youtube o visualizaciones e interacciones en redes sociales nada despreciables y en algunas veces sorprendentemente impactantes. Por no hablar de kilómetros, horas de grabación,  litros de gasolina, horas sin dormir, días de casi doblete y algún fin de semana de triplete..Aunque cada vez son más las personas, profesionales o aficionados de este mundillo, que valoran todo este esfuerzo ( gustoso, por supuesto, pero esfuerzo), y comienzan a dar a los video reporteros un lugar en la primera línea de la verbena, algo que agradecemos enormemente y nos motiva para seguir, porque, al final, el objetivo es el mismo, defender, cuidar y difundir el mundo de la fiesta, la orquesta y la verbena. Cada uno con su estilo, cada uno con sus medios, cada uno con lo que tiene, lo que sabe y lo que puede, y si no llegamos solos pues nos unimos, con respeto, con humildad, con muchas ganas y más ilusión, con cena, con orquesta y bailando con Palladiun ( momentazo)…Una noche pa el recuerdo.

dsc04733

Los video reporteros estamos aquí, con  fuerza, con ideas nuevas y con muchas ganas de arrancar también  nuestra nueva temporada. A por el 2017¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡. Vamos a dar mucha Guerra¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡.

 

Anuncios